La semana pasada me invitaron a presenciar la inauguración de una exposición pictórica, la invitación me entusiasmo por el hecho de que me gusta mucho la pintura, no soy pintora, no soy experta en el tema, soy pésima dibujante y nunca he terminado un solo cuadro, pero eso no quita que sea algo que llame mi atención desde hace mucho tiempo, aparte de ser un gusto que comparto con dos personas muy especiales.

No tenia mucha información sobre el pintor, sabia muy poco de el y entre ello que era la primera vez que mostraba sus obras al publico, que su exposición llevaba por nombre esencia, que su técnica de pintura era muy peculiar ya que pintaba sobre madera y vidrio, lo cual representaba mayor reto; pero había algo que llamaba mucho mas mi atención, el no había estudiado absolutamente nada relacionado con la pintura, cuando leí eso mi interés por conocer mas de su obra aumento; no tenia idea de lo que encontraría aunque ya había visto algo de su trabajo en redes, pero por alguna extraña razón yo sentía mucho misterio en todo esto, creo que era esa idea de ver un trabajo genuino de alguien que estaba experimentando y me hacia mayor sentido.

Esencia: Ironik Mind.

Una ceremonia muy corta pero significativa, un pintor nervioso, y con una emoción que no le cabía en su diminuto cuerpo, familiares y amigos orgullosos y muchas personas portando sus obras en una playera, así comenzó el evento, debo confesar que hace mucho no sentía tanta buena vibra en un evento, llevaron a cabo la inauguración dando corte al listón, (que en mi opinión hizo falta destapar una buena botella de champagne y un brindis), pero justo cuando cortaron el listón empezó la magia para algunos, o al menos para los que vieron esas pinturas como yo esa noche.

Su obra en su mayoría se componía de pinturas de un corazón humano, cada una con un estilo distinto, pero que al final terminaban en la misma linea.

Pero hubo una que se robo mi atención, libertad, ese era el nombre del cuadro en el que estaban plasmados una jaula, la mitad del corazón tapando la que parecía ser la salida de la jaula y un pájaro volando afuera, pero muy cerca del corazón casi besándolo, me quede pasmada viéndolo por minutos, y solo pensaba en que habría querido plasmar el pintor cuando pinto ese cuadro, pero no termino ahí.

Al siguiente día me pregunte si en realidad el pájaro estaba intentando picar el corazón para poder regresar a la jaula, y me quede pensando que de ser así; ¿porque nos da tanto miedo la libertad? ¿porque tememos siempre a seguir lo que nos dicta el corazón? ¿en que momento olvidamos quienes somos, nuestra esencia y nos convertimos en el pájaro? ¿porque volvemos siempre a lo conocido aun a sabiendas de que nos encierra y nos hace daño? ¿porque le tememos tanto a la libertad a cuestionarnos, a ponernos a prueba?.

Tuve que volver a verlo una vez mas, solo así podría observarlo detenidamente y analizar cada cosa que daba vueltas en mi mente (si, se que estoy un poco mal)

Y entonces llegue a entender que en todas esas preguntas estaban las respuestas del porque aguantamos relaciones toxicas que nos llevan a la locura, porque nos quedamos en lugares que no somos queridos y justificamos tanto, y volvemos una y otra vez a donde sabemos que no nos quieren y nos hacen daño, llámese relación amorosa, amistad, trabajo, familia y hasta la relación con nosotros mismos.

Tal vez esa jaula representaba todas esas decisiones que nos es tan difícil afrontar y que muchas veces nos encierran en dudas, ansiedad y desesperación, pero la jaula estaba al revés y ¿el corazón la tapaba o intentaba salir de ella?, no lo se, tal vez era para entender que muchas de esas jaulas en las que tanta veces nos encerramos siempre estuvieron abiertas y fumos nosotros quienes entramos por voluntad propia y encerramos a nuestro corazón, que sin duda el siempre buscara la salida, tal vez ese corazón que encerramos en esa jaula es nuestra esencia y ese pájaro somos nosotros queriendo recuperarnos, podría tener mil interpretaciones y probablemente todas sean erróneas, pero era lo que yo veía en ese momento, tal vez también sea mi percepción desde mi posición en esta etapa en mi vida, valla usted a saber.

El punto es que llegue a una conclusión y me dije: «Zaira: es fácil no se puede tener esencia sin libertad, nadie que este preso podrá conocerse a si mismo, no hay mas»

No tengo idea de que esperaba reflejar el artista en ese cuadro, no se si para el tendría algún significado, o simplemente se le ocurrió y lo pinto, no lo se, solo se que Ironik Mind, quien comenzó a pintar hace 5 años como un reto sin tener idea de lo que estaba haciendo, mas que sus ganas e inspiración, pinto el cuadro que el viernes por la noche me dijera «Zaira lo estas haciendo bien», puso mi cabeza y mi imaginación a volar durante días y despertó en mi esa melancolía acompañada de alegría cada vez que encontraba algo en lo que me pudiera ver reflejada y reafirmo en mi aquella idea de la que me he vuelto tan fan, que al final del día todos buscamos lo mismo, porque todos vivimos experiencias similares que nos conectan y nos hacen ser uno mismo, somos parte de un circulo en el que nos encontramos unos con otros constantemente y un día sin pensarlo formamos parte de la experiencia del otro. Gracias por eso Ironik

Y es que nadie nos dice que esto pasara a menudo, que justo esto es el arte, la canción, el poema, la pintura, la escultura, la fotografía, la película en la que vez reflejado tu sentir en ese momento, y donde puedes encontrar consuelo, preguntas respuestas y hasta paz, porque ahí descubres que no estas solo, que entre los millones que habitamos este planeta mas de uno siente lo mismo que tu en el momento exacto.

El arte no es un enigma sin resolver y no es un placer para algunos, es mentira que solo los expertos y conocedores lo pueden disfrutar y sentir, nos han engañado por años y lo hemos creído, porque ahí en lo que te hace sentir y vibrar esta el arte.

Vallan al teatro, viajen y tomen fotos de todo, lean poesía, escuchen música (reggaeton y corridos no aplica), vallan al cine, visiten los museos, enamorense, besen mucho y cuestionen todo todavía mas.

Les comparto un poco mas de la exposición de Ironik, les confieso que no es para nada mi estilo de pintura favorita, pero tiene algo que no puedo explicar, algo que cada quien tiene que sentir, quienes puedan vayan a visitarla y sigan de cerca su trabajo.

Espero que les guste tanto como a mi.

Gracias por leerme.

Con mucho cariño.

Zaira Muñoz

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *